Adictos al Smartphone

Adictos smartphone

Si tuviésemos que definir con una sola palabra la era en la que nos encontramos, muchos estaríamos de acuerdo en definirla como la era móvil. Las nuevas tecnologías se han ido introduciendo poco a poco entre nosotros, hasta llegar al momento en el que nos encontramos, en el que podríamos, si así lo quisiésemos, estar en contacto con cualquier persona, a cualquier hora del día, prácticamente desde cualquier lugar del planeta. Y decíamos era móvil, aunque tampoco estaría mal referirnos a la misma como la era “del móvil”, ya que si, de entre las nuevas tecnologías a las que antes nos referíamos, tuviésemos que destacar una, posiblemente el teléfono móvil sería una de las más importantes.

Muchas son las ventajas que hoy tenemos al alcance de nuestra mano, y que hace un tiempo eran impensables. Las empresas han sabido aprovechar esta circunstancia y crear páginas web compatibles con dispositivos móviles es hoy en día una necesidad.  Tenemos literalmente en nuestra mano, la posibilidad de, desde reservar una habitación de hotel hasta alquilar un coche, llenar nuestra nevera, comprar un ramo de flores o hacernos con las últimas tendencias de moda; y, muchas veces, a precios más económicos que en los canales tradicionales de venta. Además de todo esto, también tenemos la ventaja de poder estar siempre conectados, aunque esto llevado al extremo, se puede convertir en un problema, o incluso, en una adicción.

¿Tú teléfono te ha esclavizado?

Un reciente estudio desvelaba que 9 de cada 10 ejecutivos es adicto al móvil, pero éste no es un problema que entienda de profesión, sexo, edad o clase social. Prácticamente todos estamos expuestos. Es más, puede que ya seamos adictos y todavía no nos hayamos dado cuenta. ¿Quieres saber si tu teléfono inteligente te ha esclavizado? Éstos son algunos de los síntomas:

  • Nunca apagas tu teléfono móvil.
  • Lo primero que haces cuando te levantas es consultar tu email y redes sociales.
  • Mandas constantemente mensajes de texto mientras andas por la calle.
  • Estas sentado frente al televisor sin prestar atención, porque lo que realmente estás haciendo es “jugar” con tu móvil.
  • Tienes la necesidad de mirar tu móvil cada 5 minutos.
  • Contestas monosílabos a aquellos que te hablan mientras tú tecleas compulsivamente en tu móvil.
  • Te llevas el móvil incluso al cuarto de baño.

Si has contestado de forma afirmativa a la mayoría de estas cuestiones, quizás deberías replantearte tu relación con el móvil, antes de llegar a un punto de no retorno.  Países como Japón ya han tomado conciencia de este problema y hace algunos meses veíamos como lanzaban en televisión una campaña en la que alertaban del peligro del uso de la tecnología cuando ésta te desconecta de la realidad.

Si te has visto reflejado, no desesperes, todavía puede tener solución. Algunos consejos que te pueden ayudar en el camino de tu desintoxicación móvil:

  • Apaga el móvil más a menudo. Plantéate si realmente lo necesitas mientras duermes, comes o cenas, estás con familia o amigos, practicas algún deporte…
  • Diferencia entre urgente, importante e informativo. Básicamente lo que no sea urgente, y si lo piensas tampoco tantas cosas lo son, siempre podrá esperar.
  • Desconecta las alertas de nuevos whatsapps, emails, actualizaciones de redes sociales…
  • Deja en paz a tus compañeros, jefes y subordinados. Muchas veces se establece un círculo vicioso entre todos aquellos que sabemos que como nosotros también están siempre conectados. ¿Solución? Deja de alimentar el círculo.

Foto: Symic vía Flickr

Profesional de la comunicación y el marketing con más de 8 años de experiencia en puestos de diferente responsabilidad, aunque siempre con mucha vinculación a las nuevas tecnologías. Actualmente editora en, compañía especializada en el desarrollo de software para la creación de páginas web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *