Yo sí necesito mi smartphone, ¿y tú?

Smartpone en bar

Hace aproximadamente un mes debatíamos en Androidizados sí realmente necesitábamos un smartphone o no. Os comentaba las razones que esgrimía mi tía para convencerme de que el smartphone era algo innecesario. Y la verdad que desde ese día le he estado dando muchas vueltas a la cabeza y he llegado a la conclusión que mi tía se equivoca. Yo ya no podría vivir sin mi smartphone y me resuleve muchos problemas. En los últimos días he estado comprobando cosas que he podido hacer gracias al smartphone y que no hubiera podido desempeñar sin la ayuda de mi teléfono inteligente.

Aquí va la lista de esas cosas que sin mi smartphone hubiera sido capaz de hacer:

  • No aburrirme en el autobús de camino al curro escuchando las típicas conversaciones mañaneras. He podido distraerme jugando a algún que otro jueguecillo, leyendo artículos de blog e incluso, en una ocasión, he escrito un borrador para una noticia de Androidizados.
  • Poder mirar el saldo de mi cuenta bancaria después de hacer una operación donde me pidieron dos veces el PIN de la tarjeta y demostrarle al dependiente que me había cobrado dos veces.
  • Utilizar la conexión de smartphone para conectarme a Internet en el portátil mediante tethering.
  • Hablar por Skype con mis padres mientras paseaba (al estar ellos en el extranjero).
  • Ir a comprar un regalo y no meter la pata enseñándole el artículo a comprar por videoconferencia a mi novia.
  • Consultar el resultado de mi equipo favorito mientras me tomaba unas cañas con los colegas.
  • Utilizar una aplicación de detección de radares para que no me pongan ninguna otra multa mientras conduzco.
  • Poder consultar si el videojuego que iba a comprar estaba más barato en alguna tienda online leyendo simplemente el código de barras.
  • Poder demostrarle al típico sabiondo que Robert de Niro no es francés sino neoyorquino.
  • Consultar la cartelera de cine mientras comes en un restaurante para ver si te da tiempo de ir a la próxima sesión.

Estas son simplemente situaciones en las que el smartphone me ha ayudado mucho y me ha resuelto problemas bastante comprometidos. Por lo tanto, puedo concluir que para mí es totalmente indispensable y necesario mi smartphone. Ya puedo decir que no lo utilizo sólo por vicio, sino que me hace la vida más sencilla y cómoda.

En la próxima reunión familiar estaré preparado para contraatacar y decirle a mi tía que realmente sí necesitamos un smartphone y que nos facilita mucho las cosas. Y vosotros, ¿podéis aportar más situaciones en las que el smartphone nos ayude?

Foto: lutramania vía Flickr

raudjcholo

Soy Raúl Núñez, profesional de la tecnología y amante del pádel.

Twitter Google+ 

3 comentarios

  • wow! esas aplicaciones son bastantes aburridas! ¿alguna para trabajar usa? =P … en el iPhone tengo hasta para programar ahí y compilar el código (obviamente es un programa de Cydia) también hay otro para hacer animaciones, guardarlas en 3ds y renderizarlas en el celular, tal vez parezca demasiado para un celular, pero si tenés que viajar y hacer algún trabajo rápido en 3D, lo podés hacer, guardar, si tenés tiempo renderizarlo y cuando llegas a tu casa lo conectas y ya lo tenés hecho.

    • Hombre, yo le doy un uso un poco lúdico, no profesional. Pero está claro que profesionalmente se le saca también bastante partido, como por ejemplo con los usos que tu mencionas.

  • Justamente hoy, en pleno trayecto de autobús, he podido ver en directo el partido del Barça del Mundial de clubes, que era a las 11:30 y no podía estar en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *