El efecto Amazon

Dispositivos Amazon

Supongo que conoceréis el efecto mariposa. Es esa teoría científica que expone que, dadas unas conidiciones iniciales de un detemrinado sistema caótico, la más mínima variación en ellas puede provocar que el sistema evolucione en ciertas formas completamente diferentes. Para ejemplizar esta teoría, tenemos la siguiente frase que la resume bastante bien:

El aleteo de las alas de una mariposa pueden provocar un tsunami al otro lado del mundo.

Pues si retrocédemos en el tiempo y miramos con perspectiva, ésto es lo que produjo Amazon cuando anunció su tienda de aplicaciones para Android. Así que en este artículo vamos a echar la vista atrás y comprobar como el “efecto Amazon” ha influido notablemente en el mundo de los tablets Android.

Volvemos a Enero de 2011. Apple ha revolucionado el mercado con su Ipad y no tiene ningún rival en este universo por muchos tablets Android que los fabricantes van sacando. En ese momento, los tablets Android formaban un auténtico caos digno de cualquier película de Aronosfsky. Pasados dos meses se produce un movimiento extraño en el mundillo del android verde. Amazon, una empresa especializada en vender contenidos, sobre todo en formato físico, lanza una tienda de aplicaciones para dispositivos Android. A continuación lanzarían su propio servicio de almacenamiento y streaming de música apoyado en su otro servicio de disco duro virtual. Como podemos ver, Amazon parecía centrarse en intentar triunfar en la distribución de contenidos.

Pero todos estos pasos de Amazon tenían una cara oculta que la mayoría no conseguimos intuir. Amazon había analizado al detalle el éxito de Apple con sus dispositivos iOS y se dió cuenta que su éxito radicaba, no sólo en el hardware, sino también en el ecosistema de contenidos que pululaba por su alrededor. Por lo tanto, Amazon preparaba el terreno para conseguir algo similar en el universo Android, el cual Google no había conseguido explotar de la misma manera que Apple lo había hecho con el suyo.

Después de analizar bastante bien el mercado, Amazon se dio cuenta que había un nicho que estaba todavía falto de líderes y, sin vacilar un segundo, centró todos sus esfuerzos en apoderse del sector de los tablets pequeños. Concretamente, Amazon se aventuró a desarrollar un tablet de 7 pulgadas que rompería todos los récords jamás pensados. Por Mayo de 2011 ya se escuchaban los primeros rumores y algunos se echaban las manos a la cabeza pensando en la locura que parecía cometer Amazon. Con un nicho de mercado muy fragmentado y huérfano de calidad para los usuarios, Amazon apostó por hacer un producto interesante a un precio tirado y que se centraba en la visualización de contenidos apoyándose en su anteriormente lanzada Amazon Appstore. El círculo estaba cerrado.

KindleVSNexus

El 15 de Noviembre del año pasado fue el día en que el tablet de 7 pulgadas de Amazon, que recibiría el nombre de Kindle Fire, vio la luz con un rotundo éxito. Por sólo 199 dólares podías llevarte a casa un tablet de gran categoría y bastante funcional. Para rizar el rizo, Amazon utilizó Android como sistema operativo pero lo suficientemente modificado para que los usuarios no fueran conscientes. La estrategia de Amazon había sido perfecta y en los primeros tres meses arrasó en ventas.

Y en este punto de la historia es cuando se produce el gran cambio producido en el universo de los tablets Android. El gigante Google se despierta de su letargo y ve como Amazon le ha comido totalmente la tostada en este sector. Por lo tanto llega el momento de reaccionar para la empresa de Mountain View. Si bien con el lanzamiento de su propio teléfono no obtuvo demasiado éxito como para desbancar a las grandes empresa de móviles, el nicho que acababa de colmar de glorias a Amazon seguía bastante despoblado, y Google sabía que tenía que apostar fuerte en este sector para conseguir de una vez por todas que el trono Android fuere realmente suyo. Google copió las buenas virtudes realizadas por Amazon, evolucionando su Android Market a Google Play, donde podía dar cabida no sólo a aplicaciones sino también a cualquier tipo de contenido y así centrar su ecosistema en dicho contenido.

A continuación, se enfrascó en el desarrollo de un tablet de 7 pulgadas que hiciera competencia al Kindle Fire. Y para ello tenía bastante claro que las especificaciones tenían que ser muy superiores al tablet de Amazon y el precio muy barato. Además, se aprovechó de la única debilidad de la estrategia de Amazon, y es que Kindle Fire sólo fue lanzado en Estados Unidos. De este modo, el Nexus 7 (así le pusieron a la criatura) llegaría a casi todos los rincones del mundo conocido. Dicho y hecho, Google lanzó su Nexus 7 en Julio de 2012 y fue un éxito apabullante. Relegó totalmente a un segundo plano al Kindle Fire y ni siquiera la salida de una versión mejorada del mismo le pudo hacer sombra al nuevo dispositivo de Google. Tal ha sido el éxito del Nexus 7 que hasta Apple ha tenido que cambiar sobre la marcha su estrategia de negocio y embarcarse en el lanzamiento de un Ipad Mini, contrariamente a las ideas originales de Steve Jobs.

Por lo tanto, aquel pequeño aleteo que pareció ser la salida a la luz de la Amazon Appstore, se ha convertido en un maremágnum de acontecimientos que ha cambiado el panorama de los tablets para siempre. El “efecto Amazon” ha provocado interesantes movimientos por parte de los gigantes tecnológicos y, aunque al final parece que Amazon ha salido perdiendo, siempre nos quedará la sensación que fue su valentía la que contribuyó a cambiar un ápice el mercado de los tablets actuales.

Foto: Wired

raudjcholo

Soy Raúl Núñez, profesional de la tecnología y amante del pádel.

Twitter Google+ 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *