Cómo renovar mi smartphone Android y no morir en el intento

Adictos smartphone

Vivimos en una época en la que los dispositivos móviles son los reyes de la tecnología. El boom informático llegó con los PC’s, continuó con los portátiles y ahora mismo el trono lo ocupan, sin ninguna duda, los smartphones y los tablets. El problema es que existe tal locura con estos dispositivos que cada poco tiempo aparece una versión nueva y mejorada de nuestro celular favorito. Por lo tanto, los auténticos geeks se devanan los sesos cuando tiene que renovar su smartphone. ¿Cuál es el miedo? No quedarse obsoleto demasiado pronto.

A raíz de estos miedos y tendencias han empezado a proliferar una nueva “raza” de geeks. Los que cambian más de celular que los políticos de principios. Seguro que has detectado alguno entre tus amigos y conocidos y te habrás preguntado cómo es que siempre va a la última cuando se trata de tecnología móvil. ¿Será que ganan mucho dinero? Pues no señor. El quid de la cuestión reside en un término más antiguo que la rueda: el trueque. Estos señores se conocen todas las artimañas posibles para empezar con un Nokia 3210 y termina con el último Samsung Galaxy S4. Y para ellos, es fundamental conocer todas las webs que se dedican a este tipo de intercambios, sobre todo aquellas con avisos clasificados gratis.

Si no sabéis de lo que hablo, para que os hagáis una idea, os recomiendo que veáis un programa de televisión llamado “Los reyes del truque”. Este programa trata sobre dos socios que se dedican a hacer trueques de objetos variopintos empezando con uno de valor irrisorio y terminando con un objeto cuyo coste es mucho mayor. Pues sólo tenéis que aplicar este programa al mundillo de los dispositivos móviles y ya sabréis de los que estamos hablando. Y si quieres sobrevivir a este aluvión de novedades tecnológicas, no te extrañe que vendas tu antigua Super Nintendo para agenciarte el nuevo Nexus 5. Tiempo al tiempo.

raudjcholo

Soy Raúl Núñez, profesional de la tecnología y amante del pádel.

Twitter Google+ 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *